Contactar
 

Actividades de naturaleza: observación de aves

En el Barranco se reproducen especies emblemáticas de la avifauna ibérica como la cigüeña negra o el águila real y otras aves no menos interesantes como el Halcón abejero, el águila calzada y el roquero rojo. Este hecho ha producido que el 75,8% del total del territorio barranqueño esté considerado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA).

Cualquier época puede resultar interesante para el avistamiento de aves. En invierno, son miles los paseriformes que buscan cobijo en los olivares y huertos del Barranco. Destacan el zorzal común y la curruca capirotada, que podrán ser vistos en numerosas ocasiones. En primavera, es llamativo el gran número de rapaces forestales que se pueden observar en los pinares.

El águila calzada, busardo ratonero, águila culebrera, gavilán, azor, alcotán, milano negro, abejero o incluso el águila real son fáciles de avistar aquí. Algunas veces, sobre todo en invierno, se puede ver el águila imperial. Incluso, a mediados de junio, puede verse el halcón de Eleonor, que en los últimos años visita algunos pinares del valle del Tiétar antes de finalizar su largo viaje hacia las islas mediterráneas.

Sitios de observación de aves   |   ¿Cómo observar las aves?

Sitios de observación de aves

En el Barranco

  1. Olivares: paseriformes invernantes
    Cualquier olivar es un buen lugar para disfrutar de una gran cantidad de aves que pasan aquí el invierno. La diversidad de especies aumenta si en el lugar elegido hay arroyos con vegetación de ribera y mosaicos de cultivos, tan comunes en este valle.
    La senda de las Cinco Villas, la de la Cabeza del Cochino, las Canalejas o la Cerca Calaña nos brindarán muy buenas oportunidades.
  2. Puerto del Pico: aves migratorias
    El puerto es uno de los pasos más bajos para atravesar el Sistema Central, condición que aprovechan las aves para la migración. Desde aquí se pueden ver, en invierno, grandes bandos de grullas, gansos y palomas, además de pasos discretos de otras aves migradoras.
  3. Collado de la Solana (o “fin del Mundo”): rapaces forestales
    El es un fantástico punto de observación donde, además de disfrutar de un buen número de rapaces se puede disfrutar de unas maravillosas vistas del valle del Tiétar.
  4. Castañar de las Huertas
    Es un lugar de invernada de aves como el mirlo, que se encuentra en grandes densidades y un sitio en el que se puede observar una gran cantidad de picos (pico picapinos, pico mayor y pico menor).
  5. El Torozo, 6. Los Riscos de Villarejo y 7. La Rubía son tranquilos lugares para la observación de la avifauna de montaña (bisbita alpino, acentor común, roquero rojo, trepariscos, halcón peregrino, buitre leonado e incluso águila real).
  6. Pinares
    En cualquier pinar se puede observar especies tan atractivas como el trepador azul, el agateador común, el herrerillo capuchino o el reyezuelo listado.
  7. Prados
    Cualquier prado con un arroyo o regero cercano y con cierre vegetal puede llegar a sorprendernos.

Otros lugares del valle de Tiétar

  1. Embalse de Rosarito (Candeleda)
    Es un lugar fantástico para la observación de grullas desde octubre a febrero. De un tamaño similar al de la cigüeña, su plumaje es de color gris ceniza, con largas plumas en la parte trasera del cuerpo, y cabeza y cuello de color blanco y negro. En la parte superior de la cabeza se aprecia la piel, de color rojo. El macho y la hembra son iguales.
    En las tardes de invierno regresan a sus dormideros , normalmente situados a las orillas del embalse, hasta 7.000 grullas, procedentes sobre todo de la provincia de Cáceres (este embalse es el tercer dormidero en importancia numérica de España).
    Cuando se acerca el invierno comienzan su migración desde el norte de Europa a España y norte de África, en un viaje de unos 3.000 km. Aproximadamente el 70% de las grullas que siguen la ruta hacia España tienen como destino las dehesas y los llanos de Extremadura.
    En época de reproducción podemos ver también cormoranes grandes en sus nidos, garza imperial, somormujo, milano negro y espátula. En época de migración se pueden ver también algunas aves raras.

  2. Embalse de Navalcán (Navalcán)
    Más pequeño y humanizado que el Rosarito, pero un lugar con características similares.

  3. Dehesas del Valle del Tiétar
    En las dehesas habitan el águila imperial, la cigüeña negra, el elanio azul o el águila perdicera.

¿Cómo observar las aves?

La mayoría de las aves temen al hombre, así que a la hora de observarlas has de pasar inadvertido. Es imprescindible llevar ropas poco llamativas, preferiblemente de colores verdes o marrones apagados. Muy importante es guardar silencio. Las primeras horas del día son las mejores para observar aves. Las rapaces empiezan a volar un poco más tarde, cuando el aire se ha calentado (depende de la temperatura, pero sobre las diez de la mañana).

Imprescindible: unos prismáticos y una guía de aves. Si se tiene posibilidad, un telescopio ayudará a identificar mejor las especies que están muy lejos.

Y además...

  Listado de aves observadas en el valle del Tiétar

  Pronóstico del tiempo




 


     GALERÍA DE IMÁGENES                             PLANO DE SITUACIÓN

Ver sitios de observación de aves en un mapa más grande

 
  Mombeltrán   |   Plaza del Ayuntamiento 1, 05410 (Ávila)   |   Tel. 920 38 60 01   |   Fax 920 38 65 93   |   ayuntamiento@mombeltran.es
  CONTACTAR    |    ENLACES    |    AVISO LEGAL    |    INFO WEB
 

webs amigas:      SAN ESTEBAN DEL VALLE      |      CUEVAS DEL VALLE      |      VILLAREJO DEL VALLE      |      SANTA CRUZ DEL VALLE